Live longer look younger

Una fórmula épica para extender la vida

Quién no quisiera vivir más tiempo, ¿no? Pues, vivir más tiempo e una cosa. Mantener alta calidad de vida es otra. La medicina ya tiene sus métodos para mantente vivo a pesar de que tengas cáncer, el SIDA, diabetes, problemas cardiacos y deterioro cognitivo. Pero ¿no te gustaría poder vivir hasta una edad avanzada sin todas estas enfermedades? ¿No estaría estupendo poder disfrutar de un cuerpo sano y una mente alerta a los 80 como si tuvieras 40 o 50 años de edad? Pues, parece que hay algunos métodos que te pueden ayudar a conseguir todo esto. A continuación, lee de uno de estos métodos.

Vyara

Cómo morir joven a una edad avanzada

Me gustaría empezar con lo siguiente: no existen modelos correctos, pero algunos modelos son útiles. Es decir, la ciencia no es absoluta. Nuestros conocimientos evolucionan y cambian constantemente. Aún así, que desarrollamos nuestros conocimientos no quiere decir que entendamos las cosas mejor. A veces llegamos hasta un punto donde nos damos cuenta que realmente no entendemos nada. Y estos son los momentos que nos hacen volver al principio y empezar de nuevo y por lo básico.

Entonces la extensión de vida, la cura para las enfermedades de la edad avanzada, y la conservación de la juventud… Parece que la ciencia ha vuelto a lo básico al respecto y la misma sabiduría aparece en casi cada estudio de longevidad: hay que comer menos.

Ahora, existen dos maneras principales de comer menos. Puedes comer tus calorías reducidas durante todo el día, es decir comer pequeños platos más frecuentemente. O puedes comer la misma cantidad de calorías durante un tiempo limitado de alimentación, por ejemplo 8 horas (es decir, comer platos grandes menos frecuentemente) y ayunar durante las 16 horas restantes. La segunda estrategia se llama ayuno intermitente, y según la literatura científica es la estrategia preferida si quieres vivir más tiempo sin perder la salud del cuerpo y de la mente.

Así, científicos de la universidad de Alabama realizaron un estudio de dos grupos de hombres obesos con prediabetes. El estudio comparó 2 modelos de alimentación: durante cinco semanas los sujetos de grupo A comían entre las 7am y las 3pm, mientras los sujetos de grupo B comían entre las 7am y las 7pm. Al final de las cinco semanas los que comían entre las 7 am y las 3 pm habían mejorado su salud más que la gente de grupo B con respecto a los niveles de insulina, la sensibilidad a la insulina, y la presión sanguínea. Y la mejor parte – los sujetos de grupo A no sentían hambre.

En otro estudio compararon los efectos del consumo de comida una vez al día durante 8 semanas y avisaron 4.1% más de pérdida de peso en comparación con una dieta isocalórica distribuida en 3 comidas durante el día. Además, el comer solo una vez al día contribuyó a la reducción de la glucosa en ayunas y de marcadores inflamatorios, y también mejoró el panel de lípidos.

Así puedo agregar mucho más datos de estudios que claramente muestran los beneficios de comer menos y ayunar durante 16-18 horas al día o más. Muchos estudios realizados con ratas y ratones, por ejemplo, demuestran que el ayuno intermitente extiende la vida con un 10%. Sin embargo, aquí me gustaría traer la discusión de vuelta a lo básico (lo cual era mi intención al principio). Recuerda que todas religiones aconsejan que uno practique alguna forma de ayuno. ¿Crees que eso está solamente relacionado con conceptos religiosos/espirituales y tiene nada que ver con la salud del cuerpo? Yo personalmente creo que eso refleja la sabiduría interna y la intuición que los humanos siempre llevamos (quizá en nuestro subconsciente). Somos capaces de intuir lo que nos beneficia a pesar de falta de tecnologías, laboratorios y prácticas estrictamente “científicas”. Lo que realmente vale ahora siempre ha tenido valor. Así, las religiones pueden servir como manuales de longevidad – hay que perdonar y amar incondicionalmente (es decir, bajar el nivel del estrés para no perjudicar la salud) y… practicar ayuno intermitente. (NB: Por supuesto, hablando de relogión, también hay que tener cuidado con toda la basura que el ego de la clase superior ha puesto entre las enseñanzas realmente espirituales y útiles). Pues, en este momento la ciencia y la religión coinciden en sus consejos de cómo vivir la vida. Interesante, ¿no? ¡Hemos vuelto exactamente al principio y a lo básico!

Sígenos:
error