Anger management

Cinco pasos para controlar la ira


¿Te has fijado que sueles enojarte con tu pareja, tus papás, tus hijos y tus mejores amigos mucho más que con gente desconocida? ¿Te estás preguntando por qué? Pues lee este artículo y ya lo sabrás.

Vyara

¿Cómo controlar la ira y no herir a nuestros seres queridos?

Si tienes una relación con alguien, ya sea una relación amorosa o familiar, seguramente tienes expectativas de la persona con la que estás relacionado. Se supone que ella debe cuidarte, ser responsable y preocuparse por ti. Y bien, siempre y cuando la personal no cumpla con tus expectativas, le pones un punto negativo en tu banco de memoria. Cuantos más puntos negativos acumulas en tu memoria, más resentimiento se genera en tu cuerpo y ese resentimiento está dirigido hacia la persona que se supone que quieres (¿incondicionalmente?). El nivel de resentimiento que llevas por dentro determina tu reacción cada vez que tu ser querido hace algo que no te gusta. Tu hija rompe la botella de leche, tú pones drama. Tu esposo no te llama todo el día, tú pones más drama. Tu padre no se disculpa, aún más drama de tu parte.

En cambio, si alguien que no conoces muy bien (alguien que todavía no ha acumulado puntos negativos en tu banco de memoria) hace todas estas cosas, es muy probable que le perdones y no te molestes tanto. ¿Por qué? Porque como aún no le has asignado puntos negativos, tampoco sientes resentimiento por esa persona desconocida (por ahora).

Así resulta que vas castigando a tus seres queridos (por no cumplir con tus expectativas), queriendo a la vez a los demás (hasta que los conozcas mejor y te des cuenta que ellos tampoco son perfectos).

¿Cuál será la solución entonces? Pues, sigue estos pasos y tu calidad de vida se transformará por completo:

  • Ajusta tus expectativas.
  • Recuerda que nadie es perfecto y que todos cometemos errores.
  • No tomes los errores de los demás personal. La gente comete errores por sus propias razones y estas razones no tienen nada que ver contigo.
  • Practica compasión. No trates de controlar ni cambiar a tus seres queridos para que actúen como te gustaría a ti.
  • Aprende a perdonar, olvidar y seguir adelante feliz. No te quedes en el pasado.
Sígenos: