Distant healing and AIDS

Experimentos de sanación a distancia con pacientes de SIDA

Sanación a distancia: ¿ciencia o mito?

Todos los que han recibido sesiones de BodyTalk a distancia dicen que son tan eficaces como las sesiones en persona. Por más asombroso que suene, la sanación a distancia se puede explicar científicamente. La física cuántica postula la existencia del campo de punto cero que nos permite estar conectados con todo que exista independientemente del tiempo y del espacio. Esa interconexión, también conocida como “entrelazamiento cuántico”, permite la información energética impregnar el espacio instantáneamente. De hecho, la información se transmite a una velocidad más rápida que la velocidad de la luz. Eistein, Pedolsly y Rosen fueron los primeros en apuntar la ciencia en esa dirección – en 1035 ellos diseñaron un experimento que luego fue realizado y demostró la existencia del entrelazamiento cuántico y la no localidad cuántica. Eso es precisamente lo que facilita la sanación a distancia. Prácticamente, la sanación a distancia es parecida a la tecnología inalámbrica y funciona igual que los móviles y el internet.

Experimentos de sanación a distancia con pacientes de SIDA

En los años 90 la doctora Elizabeth Targ diseño un estudio doble ciego para mostrar los efectos de la sanación a distancia. Veinte personas con SIDA participaron en el experimento y fueron divididos en dos grupos: el grupo A y el grupo B. Los dos grupos recibieron tratamientos de medicina convencional mientras solo el grupo B recibió sanación a distancia al mismo tiempo. La sanación a distancia fue realizada por 40 curanderos durante 10 semanas. Los curanderos nunca conocieron a sus pacientes en persona. Solo tenían el nombre, una foto y el conteo de las células T de cada uno de los enfermos. Seis meces después, el 40% de los enfermos del grupo A estaban muertos. En cambio, todos en el grupo B no solo seguían viviendo, sino se sentían mucho mejor. Las pruebas médicas de los enfermos en el grupo B mostraron que su salud se estaba recuperando.

La doctora Elizabeth Targ quedé tan sorprendida con los resultados que decidió repetir el experimento, esa vez tomando en cuenta 50 factores diferentes que pudieron haber influido en el primer experimento. Asombrosamente, el segundo experimento reprodujo los resultados del primero. O sea, ¡la sanación a distancia funciona!

Los efectos de sanación a distancia medidos en tiempo real

Los efectos de sanación a distancia se pueden medir por medio del PIP (Polycontrast Interference Photography), un mecanismo diseñado por el doctor Thornton Streeter DSc. CEO CBS. El PIP se usa en todo el mundo para comprobar distintas terapias alternativas. Este mecanismo destaca las partes enfermas del cuerpo a través de colores contrastivos. Así, el PIP fue usado en un experimento de sanación a distancia donde el terapeuta estaba en Suecia mientras el paciente estaba en India. Las fotografías tomadas con el PIP antes y después del tratamiento señalaron resultados increíbles. El paciente respondió al tratamiento a distancia inmediatamente: las partes enfermas indicadas en las fotografías antes practicamente desaparecieron en las fotografías tomadas después del tratamiento de sanación a distancia.

Sesiones de BodyTalk a distancia

Mucha gente opta por la sanación a distancia y así recibe sesiones de BodyTalk remotas, o porque su terapeuta favorito está en otra parte del mundo, o simplemente porque el tratamiento a distancia ahorra tiempo.

En nuestra clínica tenemos pacientes a distancia de los Estados Unidos, Suramérica, Europa, Australia, Nueva Zelanda y Asia. Todos nuestros pacientes han estado muy contentos con los resultados de sus sesiones de BodyTalk remotas y disfrutan de una mayor calidad de vida gracias a la sanación a distancia.

Reserve su sesión de BodyTalk a distancia
Sígenos: