Cuando haces lo correcto por la razón incorrecta

¿Cuántas veces has hecho lo correcto sin obtener buenos resultados? Es porque hiciste lo correcto por la razón incorrecta. Sigue leyendo si quieres saber cómo puedes hacer lo mismo por una razón diferente y obtener resultados positivos.

Vyara

El por qué es más importante que el qué y el cómo

Cuando haces algo por la razón correcta, disfrutas de resultados positivos. Sin embrago, si haces lo mismo por la razón incorrecta, nunca estarás feliz. Es decir, el por qué es más importante que el qué y el cómo.

Examinemos algunos actos buenos que seguramente te han dejado decepcionado si los han hecho por la razón incorrecta:

  • Ayudar a alguien en necesidad. ¿Te pidieron que ayudaras? ¿Esperabas algo en cambio (sin comunicarte claramente)? ¿Cómo te sentiste cuando tus expectativas no se cumplieron? ¿Por qué quisiste ayudar? ¿Para sentirte bien sobre ti mismo y tranquilizar tu propia conciencia? O ¿pensabas solamente en la otra persona y quieras acompañarla en su proceso sin ningún apego?
  • Desear que alguien sea feliz. Primero, ¿cómo sabes que esta persona ya no es feliz? Y segundo, ¿por qué quieres que sea feliz – por ti o por el otro? ¿Qué pasa si él no es feliz? ¿Qué historia cuenta esto de ti? Que estás fallando como pariente, pareja, hijo o amigo… ¿Se trata realmente del otro o estás desesperado por aliviar tu propio sufrimiento?
  • Tomar un curso espiritual. ¿Lo querías hacer simplemente para disfrutar la experiencia y realmente conocerte a ti mismo? ¿O estabas tratando de obtener más estrategias de sobrevivencia para poder controlar tu entorno mejor?.
  • Ir más allá para complacer. ¿Lo haces porque te gusta? ¿O tratas de manipular a la gente para obtener atención, aprobación y amor?

Ahora pregúntate:

  • ¿Es posible que tu motivación sea miedo, control y manipulación en vez de actuar sin esperar nada en cambio?
  • ¿Estás apegado a ciertos resultados en vez de estar comprometido con el proceso sin importar el resultado?
  • ¿Das o intercambias? Hay una diferencia grande entre los dos. ¿Cuáles son tus condiciones? ¿O das incondicionalmente?
  • ¿Actúas con integridad o eres egoísta? ¿Tratas de aparecer como un santo sintiéndote como el diablo?

Hay una prueba muy simple que te puede mostrar si haces algo por la razón correcta o no. Examina tus sentimientos. ¿Te sientes feliz o tienes resentimiento? Si te sientes feliz, entonces tu motivación es amor incondicional y aceptación. Por lo tanto, puedes cosechar buenos resultados en la vida. En cambio, si sientes angustia y resentimiento, tu motivación es muy diferente – eres codicioso, egoísta y manipulativo (y claro, no vas a poder cosechar resultados positivos, hagas lo que hagas). ¿Cómo estás realmente? Si no estás bien, tienes que cambiar tu motivación ya que tus motivos determinan tus resultados. Es decir, puedes hacer la misma cosa por una razón diferente y obtener un resultado diferente. Recuerda: cuando el por qué es suficientemente grande, el cómo se resuelve por sí mismo.

Sígenos:
error