Get unstuck move forward

¡No te quedes atascado!

¿Sabes qué habilidades tenemos los humanos para no quedarnos atascados y para seguir adelante? Con este nos ayudan las emociones. Un pensamiento solo sin emoción ninguna no es capaz de impulsarnos. Sin embargo, un pensamiento acompañado por una emoción intensa genera fuerza tremenda. Si quieres sabes más de la potencia de las emociones, lee el artículo a continuación.

Vyara

La fuerza de las emociones

Las emociones son energía en moción – ellas generan mucha energía y así nos ayudan a transformar pensamientos e ideas en cosas materiales. Cualquier pensamiento, acompañado por una emoción intensa, se puede hacer realidad.

No existen buenas y malas emociones. Existen buenas y malas maneras de digerir las emociones. Importantemente, cómo digerimos las emociones determina nuestra habilidad de seguir adelante en vez de quedarnos atascados.

Por supuesto, todos sabemos del efecto curativo de las emociones positivas mientras las emociones negativas hasta nos pueden enfermar. Pero el efecto descructivo de las emociones negativas solo se sufre si las emociones no se procesan y se atascan en el cuerpo. Cuando las procesemos, las emociones negativas nos pueden liberar e impulsar adelante.

Veamos la tristeza, por ejemplo. Si vives en el pasado, seguramente no sabes cómo digerir la tristeza. La tristeza no es solo la emoción que sufrimos cuando perdemos a alguien. La tristeza es la emoción que experimentamos cuando nos aferramos a un apego que ya no es útil. Falta de inteligencia emocional y habilidad de digerir la tristeza generan aún más apego, pensamientos poco saludables y adiciones, y nos atrapan en el pasado. Por el contrario, cuando digerimos la tristeza de manera inteligente, los pensamientos y los hábitos inútiles se disuelven y así podemos seguir adelante.

A continuación, veamos el miedo. El miedo es la madre del control y de la ansiedad y el padre de la actuación decisiva. Si no procesas el miedo (de lo que podría pasar en el futuro, etc.) te quedarás atascado y no podrás actuar. De hecho, el miedo puede dañar el sistema nervioso y causar degeneración y atrofia de los músculos y órganos. Sin embargo, si logras digerir el miedo de manera inteligente, te sentirás impulsado para lograr tus metas y tener éxitos. Así dejarás el control, reemplazarás el miedo por la excitación, y abrazarás el futuro con fe y optimismo.

Y por último, tenemos la ira. La ira es el intento natural del cuerpo de impulsarnos hacia el futuro. La ira nos ayuda a levantarnos por la mañana, a salir de la depresión y de la constipación, etc. También nos ayuda a establecer límites saludables con los demás. Sin embargo, si no entendemos la ira y la canalizamos incorrectamente, ella se convierte en fuerza explosiva y causa destrucción – ataques cardiacos, accidentes cerebrovasculares, cálculos biliares, discusiones y separación… Por el contrario, cuando la ira se puede digerir de manera inteligente, ella nos da fuerza creativa y pensamientos visionarios de cómo construir un futuro mejor.

Ahora, ¿cómo cultivar inteligencia emocional para seguir adelante en vez de quedarnos atascados? Esto se puede lograr a través del trabajo de desarrollo personal, la meditación y las varias terapias de medicina energética (como la terapia BodyTalk, por ejemplo).

Sígenos: