Cómo prepararse para el fracaso


¿Te sientes bien cuando las cosas no van bien? Por supuesto que no. Probablemente sufres, estás decepcionado, ansioso, molesto o deprimido. Ahora imagínate que podrías evitar todo esto. ¿Qué pasaría si pudieras seguir adelante sin molestarte cuando falles? A continuación, voy explicando cómo conseguir la paz durante el fracaso.

Vyara

El sufrimiento y la decepción se pueden evitar

Normalmente sufrimos cuando nos ofenden, rechazan, critican, cuando no nos aprueban o apoyan, y cuando cometimos errores. Pero ¿de dónde viene el sufrimiento y quién sufre realmente? La respuesta: el gran Ego.

Nada más que el ego es capaz de experimentar sufrimiento. Así es cómo funcionan las cosas: cuanto más grande el ego, más doloroso el sufrimiento. Y bien, ¿cómo crece el ego? Pues, tú mismo lo estás alimentando. Desgraciadamente, cuanto más alimentas el ego, más sufres.

Ten en cuenta que la gente de baja autoestima también tiene un ego grande. Si hay sufrimiento, siempre hay un ego, ya te sientas superior o inferior.

Bien, entonces ya hemos establecido que para evitar el sufrimiento tienes que parar de alimentar al ego. Importantemente, alimentamos al ego a lo máximo durante éxitos. Entonces durante éxitos es cuando tienes que matar de hambre al ego. Eso significa no creerte importante, ni apropiarte el mérito por el trabajo bien hecho. No te creas grande. Mejor sea humilde y agradecido. Entiende que la vida no sucede gracias a ti, sino fluye a través de ti. Da las gracias por lo que ha sucedido bien sin que se te suban los humos a la cabeza. Así mantienes el ego pequeño y vas a sufrir menos la próxima vez cuando falles.

Importantemente, el fracaso vendrá, y muy rápido. Una ley física dice que para cada acción hay una reacción opuesta igual. Así, el éxito lleva el fracaso, el fracaso lleva el éxito. Cuanto más celebres el éxito, tanto más sufrirás durante el fracaso. Por eso, mantente neutral durante éxitos si quieres permanecer neutral durante fracasos.

Ahora, ¿y qué pasa con la aprobación que todos buscamos tan ardientemente? Pues, eso tiene que ser lo más estúpido que uno podría desear. La aprobación te puede matar ya que solo sirve para alimentar al ego y así aumenta el sufrimiento cuando fallas. No busques aprobación. Conéctate con el sentido de humildad y gratitud si quieres ser feliz.

Sígenos: