La cura perfecta para el resentimiento


¿Qué tan seguido sientes resentimiento? ¿Coges el teléfono aunque no quieras contestar? ¿Vas a fiestas aunque prefieras quedarte en casa? ¿Hablas con gente que no te gusta y tienes un trabajo que odias? Pues, hay una solución simple para todo este resentimiento – cuanto más comprometido estás menos resentimiento sentirás. A continuación aprenderás cómo hacerlo.

Vyara

El compromiso es el antídoto perfecto para el resentimiento

Todos caemos en situaciones que no nos agradan y nos hacen quejarnos. Tales situaciones nos quitan la energía física, interrumpen nuestro equilibrio emocional, y hasta pueden perjudicar nuestro bienestar económico. ¿Cuántas veces has tenido que ayudar a alguien por obligación? ¿Cuántas relaciones problemáticas tienes? ¿Te molesta tu pareja, ya sea porque es desordenada o irresponsable, o porque no gana suficiente dinero, o no te parece suficiente sofisticada, come demasiado, o bebe demasiado, o no le importan tus emociones y sentimientos? ¿Cuántas veces te has quejado de todas las cosas que odias y a cuántas personas? ¿Cuánto tiempo has actuado como una víctima, sintiéndote con derecho y bebiendo tu propio veneno al mismo tiempo?

Pues ya es hora de aprender cómo quitarte del resentimiento y tomar control sobre tu vida.

Digamos que estás en una relación que te hace infeliz. Quizás tu pareja no tenga nada de inteligencia emocional y siempre te esté criticando. Tú sabes que esto no va a cambiar – has estado en esa situación suficiente tiempo para saber cómo son las cosas. Entonces, ¿cómo podrías transformar tu experiencia? Pues, simplemente te tienes que comprometer. Comprométete a 100 % – o sigues con la relación o la rompes. El compromiso es el hecho de hacer una elección conscientemente y poner tu mente, tu corazón y tu alma junto a tus palabras. Ya tienes toda la información y la situación está clara. Importantemente, si eliges seguir con la relación (lo que es una elección perfectamente válida) automáticamente pierdes el derecho de quejarte. Pero no te preocupes, hay buenas noticias. Es que cuando elijas conscientemente una situación y te comprometas a 100%, el resentimiento ya no encajará energéticamente. Si sigues quejándote y sintiéndote la víctima, eso significa que no estás comprometido. ¡Comprométete ya! O sigues, o te marchas. Cualquier elección, si está acompañada por tu compromiso completo, disolverá el resentimiento y abrirá la puerta de la felicidad.

Ahora, ¿qué harías si estuvieras en una situación desconocida? ¿Cómo puedes escoges algo conscientemente sin conocerlo, sin saber cómo terminará? Pues, te tienes que comprometer igual. Comprométete con el proceso, no con el resultado. Si tienes que hablar con tu jefe sobre el trabajo, comprométete con la conversación dejando al lado todas tus expectativas en cuanto al resultado. Por supuesto, con el compromiso hecho, pierdes el derecho de quejarte. Y por supuesto, si estás comprometido completamente con el proceso, el resentimiento simplemente no puede ocurrir. No te importará si pierdas o ganes mientras hagas lo que te has comprometido a hacer. Si no te sientes feliz, es porque tu compromiso con el proceso no fue sincero y probablemente tenías expectativas sobre el resultado.

El compromiso es el hecho de declarar tu elección y seguirla con todo tu corazón, alma y con tu mente. Sin embargo, la elección de comprometerse hay que tomarla en cada momento. Si me comprometo con algo hoy, eso no quiere decir que siga comprometida mañana. Uno sigue evaluando su vida teniendo en cuenta sus instintos, su intuición, la nueva información obtenida y las lecciones aprendidas. Lo importante es que permanezcas comprometido a 100% hasta que tomes una decisión alternativa y te comprometas con otra elección. ¡No seas indeciso ni por un segundo! Tienes que estar comprometido, en cada momento y con cada paso de tu vida. Porque el compromiso es lo único que te puede salvar del resentimiento.

Sígenos: