The mind that lives in the stomach

La mente que vive en el estómago

Cuando pensamos en la mente, normalmente pensamos que la mente está situada en la cabeza. Sin embargo, ¿sabías que es el sistema digestivo que realmente “aloja” a la mente? Según la medicina tradicional china, la mente consciente vive generalmente en el meridiano del estómago mientras la mente subconsciente vive en el meridiano del vago (que también coincide con la energía del páncreas). Ahora puedes entender mejor la conexión entre la ansiedad y la preocupación excesiva por un lado y las úlceras estomacales por otro – pues, la preocupación (que es una actividad mental destructiva) se come a su huésped (el estómago). Si te gustaría saber más de este tema, lee el artículo a continuación.

Vyara

¿Qué fue primero – pensar demasiado o comer demasiado?

Los chinos han sabido por mucho tiempo que los meridianos que corresponden a los órganos digestivos “tocan” ciertas partes cognitivas del cerebro. Así han podido explicar la observación que el pensar demasiado conlleva problemas del sistema digestivo. Entonces, si tienes una mente ansiosa e hiperactiva que te hace preocuparte constantemente, es probable que también sufras trastornos digestivos. En este caso, la meditación será la mejor práctica para ti ya que puede calmar a la mente y así mejorar la función digestiva.

Importantemente, la conexión opuesta también existe – comer demasiado tiene una influencia negativa en la mente. ¿Por qué? Porque si estimulas los órganos digestivos constantemente también estimulas a la mente (la cual “vive” el los meridianos de los órganos de digestión). Comer demasiado es especialmente destructivo por la noche cuando el fuego digestivo es muy débil y el estómago debería descansar, no trabajar. Así, si comes demasiado tarde por la noche no vas a tener la energía necesaria para metabolizar la comida y te vas a sentir pesado y cansado. Además, ni siquiera vas a poder dormir porque un estómago lleno activa la mente. Por eso, no comas mucho antes de que te vayas a dormir para que la mente se pueda relajar y regalarte un sueño restaurativo.

Y por último, si quieres despejar la mente y elevar tus pensamientos, deberías ayunar. El ayuno es una parcia utilizada a los años para aclarar la mente y elevar la consciencia. Ese método funciona tan bien precisamente porque si dejas de procesar comida, descansará no solo el sistema digestivo; eso es también una oportunidad tremenda para la mente de descargar la basura, eliminar pensamientos tóxicos, reorganizarse, y aclarar sus prioridades. Así puedes disfrutar un proceso mental mucho más eficiente y creativo, menos ansioso y destructivo.

En fin, si quieres mejorar la función del sistema digestivo o la salud mental, empieza a meditar y ayunar. Estas prácticas siguen funcionando tan bien ahora como en los tiempos antiguos.

Sígenos: