Cancer and guilt

Qué tiene que ver la culpabilidad con el cáncer

Publicado en: Articles | 0

El cáncer, igual que todas enfermedades, empieza en la mente. Por lo tanto, si puedes controlar tu mente, podrías evitar el cáncer (y también otras enfermedades). Este artículo explica cómo.

Vyara

El cáncer es un pensamiento

La culpabilidad es el resultado de la ilusión más grande del mundo – la creencia en el pecado. Esta ceencia nos enseña que si pecas (lo que es inevitable por el simple hecho de ser humano), tienes que ser castigado. Y lo que occure en el mundo es que tu castigo siempre corresponde a la culpabilidad que sientes (es decir, cuanto más culpable te sientes tanto más grande tu castigo). Interesantemente, si no te sientes culpable al principio, pues luego ya empiezas a sentirte culpable por no haber sentido culpabilidad. Da igual, el resultado siempre es el mismo – no puedes dejar de esperar tu castigo y así asumes el papel de la víctima. Y por supuesto, el castigo siempre viene. Pero solo porque tú te lo proporcionas a ti mismo y de varias maneras. En la mayoría de los casos el castigo que te propones es ponerte enfermo. Es que tienes que sufrir por tus pecados, ¿no? Pues así es. Entonces ¿cómo experimentar este sufrimiento si no a través del dolor de la enfermedad? Los doctores le llaman a esto “cáncer”. Objetivamente, (una parte de) tu cuerpo se está atacando y se está comiendo. Subjetivamente, la culpabilidad te está comiendo. Realmente tú te lo estás haciendo todo a ti mismo.

Ahora, ¿cómo puedes dejar de sentirte culpable? Bastante fácil, de hecho. Asume tu responsabilidad. La culpabilidad y la responsabilidad no van juntas. Puedes sentirte o culpable, o responsable. La gente responsable siempre está en control de sí misma y de sus emociones. Para estas personas el concepto del pecado no existe. En vez del pecado, la gente responsable habla de sus errores y entiende que estos errores son imprescindibles para poder aprender y vivir una vida feliz. Cuando un error ocurre, la gente responsable se pregunta “¿Qué es lo que tengo que aprender de este error tan valioso, y cómo puedo hacer las cosas diferente para no cometer el mismo error en el futuro?” En vez de buscar el castigo (es decir, convertirse en la victima), la gente responsable entra en acción. Además, esa gente asume responsabilidad de sus emociones entiendo que aunque el dolor a veces sea inevitable, el sufrimiento SIEMPRE es opcional.

Bueno, y ¿cómo vas a saber si realmente te sientes culpable o responsable? Así es cómo puedes comprobarlo: si te sientes sin poder, deprimido y desanimado cuando las cosas no salen bien, entonces sientes culpabilidad y eres irresponsable; en cambio, si te sientes empoderado, animado y optimista, entonces eres una persona responsable. Tú eres el que elige. Controla lo que puedes y acepta lo que no puedes controlar. Y recuerda: la culpabilidad crea la enfermedad, mientras la responsabilidad la transciende.

Sígenos: